reconoce sus orígenes

Reblog: El muro que divide Las Casuarinas y Pamplona Alta

Publicado: 2013-04-16
El artículo llamó poderosamente mi atención porque a partir de los muros de concreto se abstraía hasta la exclusión... Sin embargo de inmediato vino a mí una representación mental elaborada durante mi adolescencia sobre los hombres y el bíblico muro de Jericó, el unísono de clarines y las pisadas marciales de estos hasta que van cayendo las piedras y el muro se desploma.... también el recuerdo de las celebraciones por la caída del añejo muro de Berlín. Mi padre participa en las actividades promovidas por los propietarios relativas a la seguridad de la pequeña urbanización en la que vivimos, una de mis hermanas menores una mujer jóven y muy guapa, madre de un pequeño niño tiene un horario largo y regresa del trabajo a casa muy tarde, mientras no llegaba en varias ocasiones hemos experimentado angustia cuando hemos sabido que sujetos a bordo de autos han asaltado y amenazado con armas de fuego a los jóvenes del vecindario para quitarles motos, bicicletas y otras poseciones, un enorme sentimiento de impotencia. Las actividades de protección no pueden ser miradas con ojos compasivos, porque los otros, los delincuentes, los pandilleros no están manejando nuestro mismo código, es también muy cierto que ellos, los otros son resultado del sistema pero hasta que se modifiquen los parámetros educativos y los legislativos hay que hacer algo. Los muros, las rejas, el personal de vigilancia son estrategias necesarias. Además los muros son de concreto pero pueden demolerse sin que quede rastro. ¿a qué rayos me refiero? sí, también estoy haciendo una abstracción, pensaba en los muros sociales y su difícil demolición, en cómo estos son más excluyentes todavía, vienen una a una a mí, las tantas campañas de sensibilización, las muchísimas llamadas de atención, las normas y leyes casi perfectas y los cambios en tinta y papel. Un funcionario asiste a un taller de capacitación, sobre que "todos: personas con discapacidad y personas sin discapacidad somos iguales ante la ley, ante Dios y ante no sé quién más". hasta llora conmovidísimo y hace un propósito de enmienda espectacular, (sale en la prensa), y sella con su palabra llorona la alianza para la equidad... regresa a su oficina y recupera el saco y la corbata de siempre... Los muros sociales, los muros de la actitud, son intangibles, invisibles y más resistentes que el concreto, nos engañamos pensando que ya los hemos ablandado, que ya los hemos casi derrivado y sólo falta limpiar el desmonte sociocultural pero.... ¡era sólo un sueño!... Sólo quienes vivimos diariamente del otro lado no de la urb. Las Casuarina sino del desarrollo, sabemos que están, son invisibles, son intangibles y cien por ciento excluyentes, como no se ven son usualmente ignorados atribuidos a una elaboración mental similar a la del Caballero Don Quijote y los molinos de viento....

Escrito por

40karatsladyperu

Egresada Maestría en Ciencia Política PUCP, Licenciada en Educación USIL, activista del movimiento por la inclusión de las personas con disc


Publicado en

EN NUESTROS ZAPATOS

Personas con discapacidad: Las agendas postergadas, los retos pendientes para que la inclusión social deje de ser una buena intención.